Logo de ACI Prensa
1 de octubre de 2014
¿Orgías con clérigos en el Vaticano? Falso. Prensa mundial difunde como noticia invención de bloguero
Emanuela Orlandi +

REDACCIÓN CENTRAL, 29 May. 12 / 04:09 pm (ACI/EWTN Noticias) .- En los últimos días decenas de medios en todo el mundo han acusado al Vaticano de organizar orgías con jóvenes reclutadas como esclavas sexuales por sacerdotes. La nueva leyenda urbana se basa en la nota de un bloguero del portal Yahoo España, que involucró a clérigos en la desaparición de una joven italiana en 1983, manipulando las memorias del famoso exorcista Padre Gabriel Amorth.

Thomas Castroviejo o Tom C. Avedaño publicó el viernes 25 de mayo la nota "Emanuela Orlandi fue esclava sexual en el Vaticano, según el exorcista jefe" en el blog Gaceta Trotamundos de Yahoo Noticias.

Castroviejo Avendaño –que en su perfil de LinkedIn.com se presenta como periodista colaborador de El País, Cadena Ser e Informativos Cuatro– atribuye al Padre Amorth declaraciones que nunca hizo.

"Ya de por sí cabe esperar palabras sorprendentes e inesperadas del principal exorcista del Vaticano. Pero nada podía haber preparado a la Santa Sede para sus últimas declaraciones: el padre Gabriele Armoth (SIC) ha asegurado que Emanuela Orlandi, la famosa quinceañera romana que fue secuestrada en 1983, estuvo en realidad en el Vaticano durante el tiempo que estuvo desaparecida. Allí, los clérigos la convirtieron en su esclava sexual y la usaron en varias orgías. Cuando se cansaron de ella, la asesinaron", escribió el bloguero y citó como fuente una nota aparecida en el Daily Telegraph el 22 de mayo.

Sin embargo, el Daily Telegraph no incluyó a sacerdote alguno en la denuncia. El diario inglés citó declaraciones del P. Amorth publicadas por La Stampa el mismo 22 de mayo y mencionó que en la desaparición de Orlandi habría estado involucrado un policía que prestaba servicios en el Vaticano y funcionarios extranjeros de una embajada.

La difamatoria traducción de Castroviejo fue considerada como noticia por diversos medios españoles y mundiales que difundieron como comprobada la participación de sacerdotes tanto en orgías dentro de la Santa Sede como en la desaparición y probable asesinato de la joven.

Pero aquí no termina la historia de horror. El domingo 27 de mayo, el portal ReligiónDigital.com –vocero del "progresismo radical" español y dirigido por el ex sacerdote José Manuel Vidal– recogió los inventos de Castroviejo y los amplió.

ReligiónDigital.com publicó la nota titulada "El exorcista de Santa Sede: ‘Emanuela Orlandi fue esclava sexual en el Vaticano’" en la que difama al difunto Mons. Simone Duca, quien fuera archivista vaticano hace tres décadas, señalándolo como el reclutador de las jóvenes para orgías.

"En entrevista con el periódico italiano La Stampa, el sacerdote de 85 años y jefe de exorcistas de El Vaticano nombrado por Juan Pablo II, dijo que monseñor Simeone Duca, archivista del Vaticano, se presentó a sí mismo como el encargado de reclutar a niñas y jóvenes para reuniones clandestinas de esta naturaleza, ayudado por gendarmes del estado papal", publica ReligionDigital.com.

La versión del P. Amorth

Tanto Castroviejo como ReligionDigital.com tergiversaron la nota original de La Stampa. El diario italiano no entrevistó al Padre Amorth sino que publicó un fragmento de su libro "El último exorcista" en el que el sacerdote se refiere al caso Orlandi.

Lo que el Padre Amorth dice en el libro –y como es citado en La Stampa– es que "como ha declarado también Mons. Simeone Ducca, archivista vaticano, se organizaban fiestas en las cuales estaba involucrado como ‘reclutador de muchachas’ también un gendarme (policía) de la Santa Sede. Creo que Emanuela fue víctima de esto. Nunca he creído en la pista internacional, tengo motivo para creer que se trató de un caso de explotación sexual con el consiguiente homicidio poco después de la desaparición y ocultamiento del cadáver (…) En estos hechos estaba también involucrado personal diplomático de una embajada extranjera ante la Santa Sede".

El caso Orlandi

Emanuela Orlandi tenía solo 15 años de edad cuando el 22 de junio de 1983 desapareció en el centro de Roma. Era hija de un empleado del Vaticano. Su paradero es hasta ahora desconocido y se han difundido decenas de rumores que tratan de vincular el caso con obispos, sacerdotes y hasta con la captura de Ali Agca, el turco que trató de asesinar al Papa Juan Pablo II en 1981.

Versiones periodísticas atribuyeron la desaparición al "Frente de Liberación Turco", que pidió la liberación de Agca, personaje quien en varias ocasiones aseguró que la joven estaba viva y que vivía en Europa.

En 2005, Sabrina Minardi, identificada como ex amante del capo de la mafia Enrico De Pedis, asesinado en un ajuste de cuentas en 1990, señaló al mafioso como autor del secuestro de Orlandi e insinuó que en su tumba encontrarían pruebas de la desaparición de la joven.

En 2009, Minardi dijo a la Fiscalía de Roma que ella fue la encargada de introducir a la joven en su automóvil y llevarla hasta el lugar donde le dijo su amante, pero aseguró desconocer el paradero final de Orlandi.

Hace dos semanas, el 14 de mayo, las autoridades abrieron la tumba de De Pedis en la basílica de San Apolinar –donde sus familiares lograron enterrarlo- y solo encontraron los restos de un hombre, que aún son investigados para confirmar su identidad.

El domingo pasado, el hermano de Emanuela Orlandi junto con un grupo de amigos llegó hasta la Plaza de San Pedro durante el rezo del Regina Caeli para exigir al Papa que se pronuncie sobre este caso, a pesar que su vocero, el Padre Federico Lombardi, manifestó hace dos semanas que la Santa Sede seguirá ayudando en todo lo posible a los investigadores.

El 15 de mayo, el Padre Lombardi declaró a la prensa que "la inspección realizada en la tumba de Enrico De Pedis en la basílica de San Apolinar, de Roma, por iniciativa de la magistratura es, por supuesto, un hecho positivo".

El vocero abogó para que se den "todos los pasos posibles" para concluir las investigaciones y garantizó a la magistratura romana la "plena colaboración de las autoridades eclesiásticas" para esclarecer el caso.